INICIO
CONSEJOS SALUDABLES
AGENDA
NOTICIAS Y FOTOS
PRENSA
INSTITUCIONES RELACIONADAS
DESCARGAS
CONTACTO

 

 

Organizan
Coordinación regional
EDICIONES 2010/11/12/13
 
► 06
◄ VOLVER

A ponerse en movimiento
Autora: Prof. Sandra Von Kotsch

La actividad física durante el embarazo tiene efectos positivos
Durante el periodo de gestación tiene como objetivo principal proporcionar un embarazo más saludable. También en la preparación de la mamá para participar activa y positivamente en el momento del parto y recuperarse rápidamente en el puerperio.

Durante el embarazo se producen modificaciones a nivel somático como lordosis postural, debilitamiento de la musculatura abdominal y el consecuente aumento del trabajo de la musculatura dorsal. También se genera el desplazamiento del centro de gravedad hacia adelante, por lo que la embarazada adquiere una mala postura que puede estar acompañada de dolores lumbares, mala circulación en las piernas, calambres, adormecimiento de manos y dificultades respiratorias.
Problemas y dificultades que, con la orientación y realización de ejercicios específicos, se podrán ir corrigiendo en cada embarazada. Pero para alcanzar este cometido, los ejercicios deberán ir acompañados de seguimiento profesional y enseñanza personalizada con el fin de contribuir a un verdadero cambio de actitud.

Actualmente se considera que la gimnasia puede iniciarse desde la semana 12 hasta el parto

¿Gimnasia hasta el parto?
Actualmente se considera que la gimnasia puede iniciarse desde la semana 12 hasta el parto.
Al respecto, es importante saber que quienes jamás hayan practicado ejercicios físicos estarán en condiciones de realizar la clase.
La frecuencia ideal de la gimnasia es de 2 o 3 veces por semana intercaladas con caminatas de 40 minutos a un ritmo moderado. La natación es también una actividad recomendable para las embarazadas.

 
< VOLVER

Es el médico el único que puede indicar a la mamá si está en condiciones de realizar actividad física

Los efectos positivos de la actividad física ayudan a mejorar la calidad de vida. Y si bien es cierto que cuesta decidirse y comenzar, una vez que se inicia el esfuerzo resulta reconfortante: permite dormir mejor de noche y brinda más seguridad.
Otro aporte importante, de las clases de gimnasia, está dado en que las futuras mamás al integrarse con otras en igual condición, reconocen que las molestias y preocupaciones que las afligen son comunes a todas, lo que resulta por demás tranquilizador y les permite bajar la ansiedad.
Por último, algo que es muy importante: es el médico el único que puede indicar a la mamá si está en condiciones de realizar actividad física.

 
© Copyright 2007 / 2011 - FBA + FAC | Todos los derechos reservados | Optimizado en 1024 x 768 px | Diseño: www.naranhaus.com| República Argentina