INICIO
CONSEJOS SALUDABLES
AGENDA
NOTICIAS Y FOTOS
PRENSA
INSTITUCIONES RELACIONADAS
DESCARGAS
CONTACTO

 

 

Organizan
Coordinación regional
EDICIONES 2010/11/12/13
 
► 04
◄ VOLVER

Libres de humo de tabaco
Autor: Dr. Eduardo Valeff

Aunque no fumes, igual estás en riesgo
Con no fumar ya no alcanza. Podemos padecer enfermedades asociadas al tabaquismo por estar expuestos a inhalar involuntariamente el humo que generan los fumadores. Contar con ambientes 100 % libres de humo mejora nuestra calidad de vida.

Resulta preocupante e injusto que cientos de miles de personas que nunca han fumado, mueran cada año por verse expuestos a inhalar involuntariamente el humo que generan los fumadores. Las cifras son alarmantes: en Argentina unos 6.000 fumadores pasivos fallecen anualmente.

Más del 90 % de la población general, y hablamos de fumadores pasivos, se encuentra expuesta en su casa o en lugares públicos al humo del tabaco; del que no escapan –incluso- las instituciones de salud y las educativas.

En el mundo: se presenta como la segunda causa de muerte cada año y unas 650 millones de personas fallecerán prematuramente a causa del cigarrillo

Y aunque se han impulsado acciones ante este problema, ciertamente no son suficientes. Con leer el resultado de encuestas que indican que el 90 % de la población piensa que el humo de tabaco ajeno (HTA) es perjudicial para la salud, y el 85 % apoya la implementación de ambientes libres de humo (ALH), nos preguntamos qué estamos haciendo al respecto.
Sería importante saber que estamos pensado acciones para un futuro cercano, con vistas a descender las cifras de fumadores.

A escala global la incidencia del tabaquismo también es preocupante.
Se presenta como la segunda causa de muerte cada año y unas 650 millones de personas fallecerán prematuramente a causa del cigarrillo.

 
< VOLVER

El humo del tabaco contiene más de 4.000 compuestos de los cuales más de 50 son cancerígenos

Contar con ambientes 100% libres de humo de tabaco
El humo de tabaco no sólo molesta, también enferma y conlleva a desenlaces trágicos. Los fumadores pasivos tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades como cáncer de pulmón, infartos de miocardio, bronquitis crónica, entre otras enfermedades asociadas.
¿Y porqué sucede esto? Porque el humo del tabaco contiene más de 4.000 compuestos de los cuales más de 50 son cancerígenos. El humo de cigarrillo tiene nicotina, arsénico, plomo, cianuro, monóxido de carbono, hidrocarburos, benceno y polonio, de una lista más extensa.
El humo que contamina los ambientes cerrados tiene dos orígenes: el humo exhalado principal, aquel que libera el fumador en cada pitada; y el lateral o secundario, el que sale de la punta encendida del cigarrillo. Este último es el más perjudicial para la salud de los no fumadores.
Podemos armar una lista extensa sobre las consecuencias que acarrea el humo del tabaco pero, sobre todo, más nos interesa señalar que los ambientes 100 % libres de humo de tabaco brindan absoluta protección en ambientes cerrados: bares, confiterías, restaurantes, espectáculos, oficinas públicas, escuelas y nuestros propios hogares. Principalmente estos dos últimos, en cuanto son los que convierten en fumadores pasivos a nuestros niños y los predisponen al tabaquismo.

Defendamos los ambientes libres de humo: son más limpios, agradables y protegen nuestra salud.

Dr. Eduardo Valeff
Médico Cardiólogo

  • Coordinador de Campaña
  • Director de PROCORDIS, Programa de Control de Enfermedades
    Cardiovascularesde FBA
  • Coordinador de Comité de Comunidad y Medio Ambiente de UATA
    Ex Presidente de Comité de Epidemiología de la FAC
 
© Copyright 2007 / 2011 - FBA + FAC | Todos los derechos reservados | Optimizado en 1024 x 768 px | Diseño: www.naranhaus.com| República Argentina